viernes, 29 de junio de 2018

¿Por qué no está funcionando mi email marketing?

Ya hemos hablado de la importancia de uso de herramientas de email marketing en otras ocasiones, pero hoy queríamos ir más allá, pues está claro que, como prácticamente todo en la vida, no es suficiente con "hacerlo" sino que además hay que "hacerlo bien".

En muchas ocasiones ocurre que, tras haber tomado la decisión de empezar a usar email marketing en nuestro negocio y habernos lanzado de cabeza al uso de newsletters y correos masivos nos damos cuenta de que el resultado no es el previsto. Pronto cunde el desaliento y surge la pregunta ¿Qué estoy haciendo mal?

Email Marketing - Newsletter

Tasa de apertura

Es justo en este momento donde entra en escena el concepto de "tasa de apertura", pues resulta vital que ésta sea buena o, para empezar, que llegue al mínimo aceptable. Dicho de otra forma, de poco sirve enviar cientos de correos electrónicos si luego no lo vas va a leer nadie.

Esta tasa es una medida esencial en el mundo del marketing electrónico y básicamente nos está indicando el porcentaje de emails que se están abriendo:

tasa de apertura = emails enviados / emails abiertos

Por ejemplo, si enviamos 1000 correos electrónicos a los suscriptores de nuestra newsletter y se abren 200 de ellos, tendremos una tasa de apertura de un 20%.

Lógicamente es imposible pensar en ratios del 100% y valores cercanos a esto serían prácticamente utópicos, pues se estima que la media general es de un 20%.

¿Por qué no abren mis emails?

Las razones pueden ser muy diversas y aunque un usuario se haya suscrito voluntariamente a tu lista de distribución, puede que con el tiempo haya dejado de interesarle, ya sea por que el contenido no era de la calidad que esperaba, o que simplemente se trataba de un tema por que el mostró interés en un momento puntual pero fue algo pasajero (Todos hemos tenido principios de nuevas aficiones que al final no han terminado de cuajar).

Quizá, sólo con leer el asunto del correo, el usuario ya ha deducido que su contenido no le va a parecer lo suficientemente interesante para invertir parte de su tiempo en él.

Otros muchos emails seguramente terminarán en la carpeta de SPAM de nuestros suscriptores y estos ni si quiera sabrán nunca que les han llegado.

¿Que puedo hacer para evitar esta situación?

Aunque sea una obviedad, es evidente que lo que hay que lograr desde el primer momento es que el destinatario de nuestros mensajes no pierda el interes en ellos, y para eso no nos queda otra que crear contenido de calidad y útil para el suscriptor, y además mantenerse en el tiempo. Aunque resulta fácil de decir, se trata de una ardua tarea.

Para evitar que un mensaje sea desechado sin siquiera abrirlo, deberemos usar asuntos con gancho y con el tirón suficiente para que el usuario "necesite" saber más. Merece la pena emplear un poco de tiempo pensando en cual será el título perfecto para nuestro próximo newsletter.

Deberemos insistir en que el destinatario incluya nuestra dirección de correo en su lista blanca, pues hay que evitar a toda costa acabar en la carpeta de correo basura.

Y, por último, pero seguramente lo más importante, hay que tener en cuenta el origen de nuestra lista de suscriptores, pues sólo si estos se han dado de alta de manera voluntaria en nuestra newsletter se podrá lograr una buena tasa de apertura. Es por ello que de poco sirve obtener suscriptores sin ton ni son o con métodos poco legítimos. La calidad de nuestra base de datos influye, y mucho.
Leer más...

miércoles, 13 de junio de 2018

Como modificar las opciones de ahorro de energía y suspensión desde GPEDIT

En ocasiones nos ha ocurrido que, por mucho que accedamos a las opciones de ahorro de energía y las cambiemos, el PC sigue sin hacer caso a los tiempos que hemos definido para apagar la pantalla o suspender el equipo.
Windows: Panel de control para manejar el inicio/apagado y suspensión
Panel de control de Windows 10 para gestionar el inicio/apagado y suspensión del equipo.

Si esto también te ha ocurrido a ti, debes saber que existe otra opción, pues podemos modificar estas opciones (y muchas otras) desde el editor de directivas de grupo local, más conocido como "gpedit.msc".

Se deberá acceder al panel gpedit ejecutándolo con privilegios de administrador, pues necesitaremos este tipo de permisos para modificar las directivas de la máquina.
 
Una vez abierto el editor de directivas, nos situaremos en la siguente carpeta:

Configuración del equipo > Plantillas administrativas > Sistema > Administración de energía

GPEDIT - Editor de directivas de grupo local de Windows 10
GPEDIT: En esta imagen se puede ver la carpeta de "Administración de energía" y todas sus subcarpetas


Si, por ejemplo, necesitamos modificar el tiempo de espera para desactivar la pantalla, nos situaremos en la carpeta de "Configuración de vídeo y pantalla" y veremos que entre las configuraciones que podemos modificar (parte derecha) aparece la de "Desactivar la pantalla".

GPEDIT - Editor de directivas de grupo local de Windows 10
GPEDIT: Configuración de cídeo y pantalla

Haremos doble clic sobre esa opción y se abrirá una ventana como la que sigue:

GPEDIT: Modificar tiempo de espera para apagar la pantalla
GPEDIT: Modificar tiempo de espera para apagar la pantalla.

Para activar esta directiva, deberemos elegir la opción de "Habilitada" y definir (en segundos) el tiempo de espera que corresponda. A continuación pulsaremos en "Aplicar" y "Aceptar" y ya tendremos la política local establecida.

Si lo que se necesita es definir el tiempo de espera para la suspensión del equipo, se realizará de igual forma pero desde el apartado de "Configuración de suspensión".

Todos estos ajustes se pueden ver reflejados en la siguiente rama del registro:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Policies\Microsoft\Power\PowerSettings

Si te ha gustado el artículo, no dudes en dejar tu comentario y compartir en las redes.
Leer más...